viernes, septiembre 28, 2007

NO CANTES VICTORIA
(ahí no acaba la historia)

Sí amigos, cuando creía que mis pesadillas habían acabado, me desperté en la realidad del asunto... ahora había que sacarle la cédula a Lola.

Así pues, una mañana nos levantamos y Lola se fue a Migraciones. Yo me fui a trabajar a la facultad. De pronto recibo una llamada telefónica... era Lola.
- Tapiti.
- ¿Qué pasa?
- Necesito que me traigas una fotocopia de la partida y de tu contrato.

Ya empecé a ponerme nervioso. Jimena agarró las llaves del coche y nos fuimos a rescatar a Lola de las garras de Migraciones.

Lola estaba sentada en una silla esperando a una señorita que le atendía.
- ¿qué tal? - le pregunté
- Llevo ya tres horas esperando y ahora me dicen que me faltan papeles
- No te preocupes, no creo que nos lleve más de un mes cons...

De pronto aparece la señorita que atiende a Lola.

-¡Hombre, Claudia! ¿Cómo te va por aquí?
- Muy bien Javi, ¿esta es tu esposa? entonces dame que te hago la residencia en seguida.

Total que fue todo rápido y ágil. Lola tuvo que poner los 10 dedos manchados de tinta en un papel. Los de los piés no hacían falta. Luego le hice una foto con Artigas, y ya está... lo normal, dentro de un año te dan la cédula.

No hubo más incidentes respecto a Migraciones, me despedí de Claudia y le di recuerdos para su familia.

Como Josean (nuestro cocinero español) se iba el miércoles, decidimos invitarle a cenar (y cocinar) el sábado, lo que nos vino muy bien para aprender algunos platos nuevos. La decana Hielen Hudson, como de costumbre, se apuntó al postre... y vino a la cena. También Lucía Moreira. Luego tuvimos un rato ameno de Trivial Uruguayo (no teníamos ganas de jugar al Zapatero 2007).


Y al día siguiente fuimos al CADI. No es un equipo de fútbol, sino un colegio que hay en una zona marginada de Montevideo. Celebraban 15 años y habían montado una fiesta con comida, juegos y comida (había el doble de comida que de juegos).

Agarrábamos papeles y nos íbamos a los juegos correspondientes. En el vídeo se ven algunas de las cosillas que hacíamos.

Por la tarde fuimos al Prado, un sitio muy gonito donde pasear, charlar, asesinar, jugar tranquilamente. Y entramos a tomar te a una sala de celebraciones bastante elegante. Allí nos pedimos una merienda que fue la comida del día, acabamos tibios.



Y la semana ha transcurrido en sentido de las agujas del reloj, como debe ser. Sin ninguna complicación salvo que metí el pie en el radio de una moto y me tuvieron que llevar a ponerme puntos (pero vamos, de esto hace ya 17 años).

¿Anécdotas?
Pues sí que hubo alguna que otra. En croqueto una que me ocurrió en clase. Estaba explicando una cosa de planos cuando se me ocurre poner un ejemplo de la película Buscando a Nemo. Entonces una alumna me salta:
- A ti te gustan los dibujos animados ¿verdad?
- Sí
- De hecho te quieres dedicar a la animación ¿verdad?
- Así es.
- Y cuando tengas hijos ¿les harás películas de dibujos?

Entonces la clase rompió en risas, yo me desconcentré y le dije que seguramente. A partir de ese momento la clase tomó otro tono.

Os comento que Lola se está conviertiendo en una magnífica cocinera, últimamente hace unos platos increíbles (yo sigo con mi brótola... o si cocino otra cosa lo hago como si fuera brótola). A pesar de todo, el lunes (día de su cumple) nos fuimos al McDonald (conocido como el GuArronald) a celebrarlo.

También vimos un edificio con una cremallera. Por si acaso tiene alguna necesidad, pues... el problema luego es limpiar la calle.

Por último les cuento que mañana celebramos el cumple de Lola en casa y viene mucha gente y vamos a comprarnos una cama de matrimonio y la semana que viene sacamos las cosas de la aduana (por fin, calzoncillos limpios) y... ya ta.

Desde Montevideo (escriben mis deos).

jueves, septiembre 20, 2007

LA CÉDULA YA ES MÍA
(aunque es fea la fotografía)

Sí señores. Esta mañana a las 11:00 horas y pico hemos llegado Lola y yo al Departamento de Identidad Uruguaya. Aunque no teníamos esperanzas de nada, entramos con decisión y una señora me preguntó:

- ¿Qué desean?

- Hola, venía a retirar una cédula que empecé hace… casi un mes.

- ¡Ah!... si, ¿usted ya estuvo aquí verdad?

- Si… alguna que otra vez.

Allí me dieron un carnet de identidad mu feo de color azul. Al ver la afoto, Lola me dijo:

- Totalmente uruguayo, porque está la foto descolorida… ¿dónde te la hiciste?

Pero en ese momento ya estaba la gente de alrededor felicitándome y dándome la mano. ¡Tiene ya la cédula!, gritó uno. Entonces la gente empezó a rodearme para darme la mano. Los de seguridad gritaron: ¡Tres catorce!... y me abrieron un pasillo para poder salir del lugar, porque todo el mundo quería tocar mi cédula. Un segurata me agarró como a Witney Huston en El Guardaespaldas y me sacó de allí. A la salida no podía creer que tuviera la cédula uruguaya por fin…

Nunca más volvería a entrar allí. Me hizo Lola una afoto saliendo de aquel lugar, so observáis la afoto se ve a toda la gente detrás de los cristales tomando cerveza, champange y fanta de durazno.

Por fin se habían acabado las pesadillas.

Prometí delante de las puertas de Migraciones que mi pié sólo traspasaría esas puertas en caso de necesidad mortal.

Adiós Migraciones, que te den morcilla fresca… ya tengo la cédula uruguaya.


Seguidamente me fui a la Facultad acompañado de mi cédula (y lola, por supeste). Allí mi cédula se hizo fotos con la gente y estuvimos celebrando el gran acontecimiento.

¡AAAAAAAAAALELUYA!

¡AAAAAAAAAALELUYA!

¡AAAAAAAAAALEEEEEELUUUUUUYAAAAAA!

¡…Y FELIZ NAVIDAD A TODOS!

domingo, septiembre 16, 2007

TERCERA SEMANA
(nos agarra con ganas)

La anécdota de la semana comienza una mañana de primavera. La lluvia caía verticalmente y nos hállábamos sin un paraguas a mano (ni a pie), y la vecina ya había salido con el suyo. Lola se quedaba en casa planchando (sólo me quedaban 2 calzoncillos en el cojón y un par de calcetines) pues teníamos gran necesidad de ropa.

Cuando salgo por la puerta me doy cuenta de que había una bolsa de basura, y yo, haciéndome el macho generoso, voy y la agarro pensando "voy a facilitarle el trabajo a Lola", como si de esta manera disminuyera la cantidad de ropa que había pa planchar.

Con mi bolsa de basura en mano salgo por el portal despidiéndome de Castro, nuestro portero, a quien le muestro que yo también ayudo a las tareas domésticas. Me pongo la capucha del abrigo y abro el contenedor pulsando con el pie la palanca de hierro y...

...me encuentro un tipo dentro comiendo un bocadillo. Antes mi sorpresa el tipo levanta los hombros, yo miro el contenedor como para cercionarme de que realmente es un contenedor de basura. Mi pie titubea en la barra de metal y me encuentro con la mano levantada para tirar la basura.

Para un taxi... "no gracias, estaba tirando la basura"

Finalmente le doy los buenos días y tiro la basura dentro del contenedor. Suelto la barra de metal y dejo que la oscuridad acoja al vagabundo mientras sigue comiendo su bocaillo.


Más allá de cualquier efecto cómico que pueda causarme esta situación (muy poca, porque al estar solo no puedo compartirlo con nadie), este hecho me hizo pensar lo bien que vivimos y lo mucho que nos quejamos algunas veces.



En fin, después de este "postrecito" espiritual. Os cuento que este finde hemos estado visitando a la Tune; señora con la cual viví el año pasado un mes y medio durante mi estancia en Montevideo. La mujer sigue como siempre (de alta, de viva y de habladora); es la persona que más rápido ve los áblumes de fotos (ha conseguido ver nuestro álbum del viaje de novios en 15 segundos... ¡son 20 páginas!). Nos ha invitado a comer, pero se me han venido a la cabeza los tuperware de arroz del año pasado y hemos optado por ir al cine.

Recomendamos que vayan a ver "Todavía sigo como Dios" o "El regreso del Todopoderoso" (título en uruguayo), es muy divertida. A la vuelta nos ha agarrado un viento tremendo, y es que vivimos en el lugar más ventoso de todo Montevideo.

El viernes por la noche vimos "Regreso al futuro" y el sábado "Regreso al futuro 2". Hoy me he levantado a correr y he ido a las 10 de la mañana a alquilar "Regreso al futuro 3"... pero se la habían llevado ya. Lejos de alquilar alguna tontería como "El Wc me mordió (segunda parte)" o "4 hematomas en un pedestal" decidí ser un poco sobrio y dejar que pase una semana para alquilar otra peli.

Y por último, creo que lo más interesante fue el tema de las pastillas... sí señores, además de pincharme insulina, me he metido una pastilla en el body. Me las recomendó el cura de la facultad (como dice mi mae "si el cura lo dice..."). Me tomé una el jueves por la noche antes de cenar, y terminada la cena... no me acuerdo qué más ocurrió. Lola tuvo la oportunidad de grabarme y aquí está el resultado...



Las previsiones para esta semana que comienza son: lluvias horizontales (porque vienen con viento), mucho trabajo en la universidad y cumpleanos de Lola (es el 24, pero lo celebramos este sábado). Ya hemos ido hoy a comprar un par de juegos de mesa para que no sea todo alcohol, drogas y homicidios... hemos traido el Twister, una baraja Española (ole), el Trivial y el Zapatero 2007 (dirige el país de culo).

Desde Montevideo... Javier Callejón (manipulamos la información)

viernes, septiembre 14, 2007

UNA AFOTO COMO DIOS MANDA
(en el paseo de la Rambla)


martes, septiembre 11, 2007

UNA MAÑANA EN MIGRACIONES
(y acaba uno hasta los...)

He decidido no acabar la rima del nuevo post, no sólo porque se sobreentiende de qué va el asunto, sino para que aquellos que tengan un filtro en el ordenador no tengan problemas de entrar en el blog.

No obstante, el contenido queda bien claro. ¿recuerdan los 20 pasos para hacerse uno residente en Uruguay? Pues el día 10 de septiembre de 2007 me percaté cuán equivocado estaba, faltan unos subpasos que se derivan del punto 10 "En Migraciones me hacen una cédula permanente" como muy bien decía... pero no es así.

Todo comienza a las 10 de la mañana con el aparatito rojo de sacar número. Dentro de la estancia percatomé de la presencia de 3 sacanúmeros de carnicería. Por si acaso me equivocare, tiré de los tres y me llevé 3 números... que no sabía pa qué.

Jimena (la secretaria de Eileen), ya había sacado número antes que yo, así pues, tiré mis papeletas para no hacer el paripé allí. Teníamos el número 36 y nos sentamos a esperar, puesto que iban por el número 6.

Aburridos de nosotros comenzamos a jugar al bobble breaker (rompe bolas) de la PDA. ¡Qué listo fui trayéndome mis juegos! si no, estaríamos aburridos... pues ¿qué tal si les comento que se me gastó la batería de la PDA de la panzá de esperar que nos dimos?

Nos levantamos y fuimos a la catedral, a dar una vuelta por allí para estirar las piernas... que ya teníamos agarrotadas desde hacía un buen rato. Total, que llegamos a las 11 a la fila, para ver cómo iba el asunto. Pues todavía iba por el número 6.

Llamé a Lola para decirle que iba a casa a comer, que no me daba tiempo a ir a la facultad.

Nos sentamos y... ¡Qué listo fui trayéndome el MP3! Nos pusimos a escuchar música mientras esperábamos nuestro turno... y cuando se gastó la pila del MP3 nos acercamos para ver cómo iban... número 13, y habían pasado ya 1 hora y 30 minutos.

¿Lola? queeeee.... llego un pelín más tarde... vale... adiós.

Saco la cámara de afotos... para jugar un rato con ella. Hice un par de fotos. Allí me encontré a la amiga de Migraciones de la otra vez, una tal Claudia, y le hice una afoto. Pregunté otra vez por sus allegados y tal.

Jimena se había dormido. La desperté.

Se me acabó la batería de la cámara también.

¿Lola?... que no llego a comer... este... déjame algo en un tuperware... adiós.

Seguimos esperando. Me levanto para dar un garbeo por el sitio. Me encuentro todo tipo de personajes que llevan esperando toa la mañana... me hizo gracia un tipo que entra felizmente con paso ligero hasta el estractor de número, saca un número, lo mira sonriente y se acerca a la ventanilla sonriendo, luego mira a los que llevamos esperando toda la mañana y nos sonríe mientras mueve el papelito haciéndose aire. Yo le miré y le sonreí también, pensando por dentro "no te quea ná", así que el tipo se pone a andar de un lado a otro... como si tuviera prisa... así pues me levanto y me acerco a él:

- Buenos día
- Hola cómo andás... (los uruguayos tienen la fea costumbre de preguntar cómo andas... ni que andara con las manos)
- Con los piés, gracias
(se ríe el tipo mientras pienso "sí sí, ríete que te vas a enterar")
- ¿Qué? ¿esperando?
- Sí, tengo un poco de prisa y...
En ese momento rompo a reír sin esperar a que acabe la frase, y toda la gente que andaba esperando en los asientos se tronchan conmigo. A una señora se le cayó la dentadura postiza.

¿Lola?... esteeeeee... que todavía sigo aquí... ¿qué hay para cenar?

A Jimena le llaman desde la facultad... por la conversación intuyo que la han despedido por no presentarse.

Seguimos esperando. Nos hacemos amigos entre los que esperamos. Uno saca una baraja y nos echamos un Burro... es un juego que cuando te tocan las 4 cartas iguales gritas ¡burro! y pones la mano en medio, los demás ponen las suyas encima y el último pierde. Pues a uno del grupo, Félix, se le ocurre que en vez de decir burro dijéramos Claudia. Todos aceptamos y cada vez que uno ganaba gritaba ¡Claudia! y la de la ventanilla miraba gritando ¡Qué quieres!... y nos partíamos de risa.

¿Lola?... queeeeee... mira todavía estoy aquí... si te parece déjame la llave debajo del felpud... ¿lola? ¿lola?... ma colgao

A Jimena le llama su madre y le pregunta si va a dormir en casa.

Los del grupo se empiezan a animar. Ahora nos dedicamos a hacer torres humanas en mitad de la estancia, y el de arriba alcanza a desenroscar las bombillas de las lámparas del techo. Luego jugamos al corro de la patata, al piedra-papel-o-tijera, al corre calles... hasta la hora de comer.

A uno se le ocurre la idea de encargar pizzas. Nos parece bien y llamamos a La Negra Tomasa que está en la otra punta de Montevideo, pedimos 40 pizzas (somos 20) y las encargamos a nombre de Claudia. Risa general. Nos entra el pavo y empezamos a llamar a número equivocados para gastar bromas:

- Buenas tardes ¿aquí lavan la ropa?
- No, se ha equivocado...
- Pues qué cerdos son ustedes...

Llamamos a una pescadería y dice Félix:
- ¿Perdone, tiene tentáculos de pulpo, cabeza de tiburón, aletas de cazón, cola de brótola y ojos de merluza?
- Sí hombre, claro que sí...
- Pues qué tío más feo tiene que ser usted...

Así nos pasamos la tarde hasta que acabamos el saldo de todos los móviles... ya iban por el número 30.

Empezamos a quedar pocos. Cada vez que alguno termina de la ventanilla empezamos a cantar el Aleluya de Empédocles y le hacemos reverencias a Claudia... que no está muy alegre por nuestro comportamiento. Cada vez que dice el siguiente número aupamos en brazos al que le toca y lo llevamos en brazos como un marqués.

Van por el 35... en ese momento llega un camión de La Negra Tomasa con un cargamento de pizzas. La jurista de recepción comienza a gritar cosas en uruguayo a voz en grito. El de las pizzas le da un papel y la jurista lo agarra... se acerca a Claudia y le mete el papel del recibo en la boca. En ese momento me gustaría haberme reído... pero toda la pandilla se había ido y sólo quedábamos Jimena y yo. Claudia nos mira en plan cerdo agridulce y dice: ¡el 36!

Nos acercamos mientras crujimos nuestros huesos después de 3 horas sentados.
- Venimos a hacer la residencia permanente.
- Muy bien, a ver, deme su passaporte.
- No lo he traído.
- Entonces no puedo empezar el trámite.
- Pues nada, venga mañana.
- A vale...

En ese momento me levanto como si nada hubiese ocurrido en el mundo. Jimena se queda impávida en el asiento mirando cómo me voy hacia el pizzero de la Negra Tomasa, abro una pizza de queso y me la voy comiendo mientras me dirijo a un busto de Artigas (libertador de Uruguay) que se encuentra en mitad de la estancia. Estampo la pizza en su cara e intento sin éxito alguno metérselo por la boca, pero como es una estátua lo único que hago es esturrearla por el suelo. Luego le pago la pizza y me voy a mi casa a cenar.

Eso es el paso 10 del post de la última vez... ¿queréis vídeos? ¿fotos? ¿cosas audiovisuales?... pues os venís aquí a dar una vueltita a Migraciones... que desde ahí es muy fácil hacer click y enterarse de las cositas.

Una brazo desde el país de los lentos.

miércoles, septiembre 05, 2007

PA NO PERDER CARRERILLA
(os cuento más cosillas)
Pues llevamos unos días que no paramos, porque este finde ha llegado el barco con las cosas y necesitamos hacernos la residencia permanente para poder sacarlos... ¿sabéis qué significa eso?... todo empieza por vacunarme contra el tétano...

1. Vacuna contra el tétano
2. llevar el certificado al SEMM (no os digo lo que es porque es mu largo) donde me hacen una tarjeta de salud (to pa decir que toy sano... ¿pero es que no se ve? con las peaso brótolas que hago a la sartén)
3. Con la tarjeta de salud voy a Migraciones (lugar de larga espera donde te hacen la Cédula, o sea, el DNI uruguayo). También hay que llevar el certificado de antecedentes penales, un par de fotos, partida de nacimiento.
4. Luego tengo que llevar el contrato de trabajo también a Migraciones (porque se me olvidó la primera vez)
5. Me tomo un bocaillo de mortadela pa ganar fuersas.
6. Voy a la aduana y me dicen: "si no tienes la residencia permanente, no puedes sacar las cosas"
7. Otra vez a Migraciones para que la Cédula sea permanente... "entonces en tu contrato tienen que poner que es indefinido"

8. Otro bocaillo con una tila
9. En la universidad me hacen el contrato permanente
10. En Migraciones me hacen una Cédula permanente
11. Tercer bocaillo... segunda tila.
12. La cédula permanente tardan 4 meses.
13. Pregunto por la familia a la encargada de Migraciones... "muy bien, gracias" (haced click en familia)
14. En la aduana me dicen que para retirar tengo que tener un... ¿aval?... le digo que no llevo ninguno encima.
15. Me entero de que el aval son cosas de bancos y le pido a la decana de mi facul
tad (Eileen Hudson... que no es Hielen) que nos ayuden.
16. El bocaillo de mortadela no me sacia... pruebo con el alcohol.

17. El aval está aprobado, pero tengo que dar el número de expediente de la cédula permanente uruguaya que está en proceso y que tarda 4 meses.
18: Vasito de wisky
19. Aval aprobado, cédula en trámite, aduana lista... 250 mg de azúcar en sangre
20. Botella de wisky pa celebrarlo.

Estos son los 20 pasos a seguir. Os dejo ahora con un videito del baile de la boda... seguramente la gente tenga muchos por ahí, pero nadie manda nada... eso sí, en la boda to er mundo tenía cámara de fotos.
video

Entre tonto, hemos podido disfrutar de algunas fiestecillas como el cumpleaños de Teresa Pérez. Aquí tenéis otro videíto para que os entretengáis... porque tengo comprobado que la gente prefiere los vídeo cutres de you tube que el periodismo de calidá.



Pues na, Lola fue a la peluquera con Ieleen y no tenía otra cosa que hacer (Hieleen) que hacerle fotos (a Lola, no a la peluquera). Y como podéis observar, está muy guapa (Lola... por supuesto). En la foto se ve a la peluquera con el libro de instrucciones porque nunca había pelado una cabeza española. Luego, cuando llegué a casa y me la encontré (a Lola), no la reconocía (a la peluquera); pero me habló de ella (de la peluquera) y dice que quiere conocerme (a mí).

Aquí van algunas fotillos también de Montevideo por la noche (si algún alumno lee el blog, que sepa que se hacen con el Bad Light y el obturador
lento). Fue el día del cumpleaños de Teresa, y otra es en la Rambla (el paseo que hay bordeando la playa).